viernes, 18 de abril de 2008

Altruismo en un Mundo Degenerado

Esta semana, el autobús del Banco de Sangre ha estado rondando por nuestra zona de acción (la Universidad de La Rioja) como un espectro que intentaba reanimar el altruismo en un mundo tan individualista que no se para a pensar en la ayuda a a los demás. La ultrasensibilidad de la Degeneración percibió esa sublime ánima y, con decisión, subió a dar medio litro de valiosa sangre roja para salvar una vida.
A raíz de entonces, la Degenerada que aquí os escribe, ha tenido que oír los disparates más diversos sobre ese acto desinteresado, desde el clásico "¿y tú por qué donas?" hasta "menuda locura". Pero lo único que se me ocurre para responder a toda esa gente insustancial que no ven lo hermoso de la acción, es: "¿Sinceramente no creéis que es algo que no nos deberíamos plantear, que es algo que todos deberíamos hacer como una muestra de civismo y ayuda a los demás, que es algo que es necesario, tanto como respetar unas normas de convivencia?".
Pero es que creo que este tipo de comentarios tan sólo es la punta del iceberg, de uno tan grande que hace siglos que no los hay en el Polo. Nuestra sociedad está claramente dañada por algo que es la pasividad con el prójimo y un claro exponente es la escasez de sangre para las transfusiones. ¿No nos hemos parado a pensar que con cada pequeña participación que hagamos conseguiremos hacer un todo grande, fuerte y eficaz? ¿No nos hemos parado a pensar que si todos viéramos como normal y necesario ciertos actos que se achacan al altruismo el mundo sería mejor, un lugar más bonito, más justo y más libre?
Muchas de estas palabras están sonando a Utopía, la primera que lo reconoce soy yo, pero, por favor, a todos los que habéis leído hasta aquí, pararos a pensar un momento en lo que he dicho. Si todos sintiéramos como normal ayudar al desfavorecido que pide limosna en la calle, echar una mano en la parroquia, en la cocina económica, en el asilo de la esquina del parque, donar medio litro de sangre, incluso reciclar, ¿no creéis que el mundo no sería un pelín mejor, que no estaría tan degenerado por la pasividad total y absoluta de cada uno de sus ciudadanos? Yo creo que sí, firmemente. La mayoría de los problemas de carácter "social" acabarían, los bancos de sangre no tendrían que rogar unos pocos litros para curar a enfermos.
Un sabio me dijo que no se puede cambiar el mundo, sólo una pequeña área próxima a ti. Yo le digo a ese sabio que si todos pusiéramos nuestro granito de arena en la zona próxima a nosotros, el cambio del mundo es posible, pero sólo si todos comenzamos a entender que ciertas cosas no son altruismo, sino normas de conducta.
La Degeneración Espontánea no busca cambiar el mundo, porque como bien me dijo este sabio, es imposible. Pero sin embargo, si que buscamos intentar lograr un mundo un poco mejor, aunque sea mínimamente mejor. Con conseguir que la gente en general se implique un poco más en las necesidades de esta nuestra sociedad, creemos que se puede conseguir mejorar.
No queremos ser partidistas, ni moralistas. Una vez más, y no me canso de decirlo, nosotros no somos santos que busquen la redención total, simplemente creemos que la libre expresión puede ayudar a purgar, aunque sea ínfimamente, el mundo en el que nos ha tocado vivir.
Simplemente, pensad, reflexionad un momento sobre todo lo que aquí hemos dicho y pensad, por un instante que, al hacer una acción que consideramos altruista, puede que estemos ayudando a mejorar el mundo. Yo os aseguro que, cuando estaba donando sangre, el mínimo dolor que se siente está perfectamente compensado con la idea de que por eso puede que alguien salve su vida que de otra forma no lo iba a conseguir.
Es lo que en el fondo quiero decir y no quiero que suene a moraleja: por una pequeña molestia, se está ayudando a conseguir un lugar mejor donde vivir, más libre y más feliz sin el peso en la conciencia de que pude hacer algo para ayudar y preferí mirar a otro lado.
Con este post sólo intento conseguir que, por una vez, reflexionemos un poco en nuestro entorno y en lo que nos rodea. Sé perfectamente que mucha gente no siente la llamada del altruismo, pero hay que reflexionar sobre el mundo en el que vivimos, ya que su peor enfermedad es ésa, que no prestamos atención a las consecuencias que tienen nuestras pasivas acciones de ciudadanos individualistas.
Con este post no espero conseguir una movilización total y absoluta hacia el voluntariado, pero si que pediría a los lectores que hayan aguantado hasta aquí que, por favor, cedan una fracción de su valioso tiempo a reflexionar sobre el mundo, la sociedad y el auténtico papel del altruismo en todo ello. Hay ocasiones que lo mejor es pensar en algo que no sea nuestro propio ombligo.
Que tengan una larga y saludable reflexión,
Degeneración Espontánea
E.A.V.

5 comentarios:

ArcAnO XII dijo...

E.A.V.
Entidad Anomala Violenta...?

Anónimo dijo...

Son las iniciales de quien lo firma!!

Degeneración Espontánea y la escritora en cuestion, E.A.V.

J. Reilly dijo...

Que pedantes sois, no puedo creerlo! nose como podeis donar sangre cuando parece que apenas os corre por las venas.

Anónimo dijo...

a j.reilly... nos conoces para juzgarnos? Nosotros solo decimos lo que pensamos, para eso tenemos un blog!!!

Anónimo dijo...

vale, j. reilly, ¿haces algo por el mundo además de pasarte el día criticando las iniciativas de otros?
ahí lo dejo